sábado, 14 de septiembre de 2013

RATAS GIGANTES

La asociación de vecinos Pla de la Torre ha solicitado al Ayuntamiento de Almassora que tome estrictas medidas para erradicar las ratas de gran tamaño que han aparecido este verano en toda la costa local. La agrupación que preside Juan Montilla ha reclamado "algún tipo de tratamiento" que acabe con estos roedores.Rata cazada junto al Serrallo.
Según han hecho constar, se trata de "ratas de gran tamaño que son un peligro para la salud pública", al margen de la repulsión que crean entre los vecinos. Así pues, más de 170 socios acudieron a la reunión anual en la que el debate de las condiciones del distrito marítimo copó el orden del día de la sesión.
La imagen de una rata de gran tamaño, supuestamente cazada con un gran cepo en las inmediaciones del Serrallo, circula por las redes sociales desde hace varias semanas. El Ayuntamiento de Almassora ya desmintió que ningún vecino se hubiera puesto en contacto con el consistorio para alertar de la presencia de estos incómodos animales. Cabe destacar que la asociación vecinal Pla de la Torre trasladó la petición tras su reunión del pasado viernes.
Por su parte, la Asociación de Vecinos (AAVV) Playa de Almassora, que agrupa a los residentes de la zona limítrofe con el polígono del Serrallo, también apunta a la suciedad de los solares abandonados como "un refugio para las ratas y los erizos".
"Hemos tomado medidas de prevención en nuestra casa este verano al percatarnos de la existencia de excrementos de ratas en nuestra terraza", apunta el presidente de la plataforma, Francisco García.
Al margen de la espectacular fotografía, los residentes aseguran que ejemplares de gran tamaño crecen al amparo de "matas de hasta dos metros de altura" en solares que están totalmente descuidados.
Asimismo, la mayor parte de los expedientes tramitados desde el departamento de Salubridad e Higiene para solicitar las labores de limpieza pertenecen al distrito marítimo, que en 2012 acumuló cerca de 285.700 metros cuadrados de parcelas sin adecentar. Los operarios municipales adecentan con regularidad las zonas de uso público, aunque el proceso para reclamar la limpieza de terrenos privados es algo más lento