lunes, 25 de febrero de 2013

ADICTOS AL SEXO


¿Cómo diagnosticar a un adicto al sexo?
Aunque se pueda bromear con el término, la adicción al sexo es un problema psicológico que puede traer graves consecuencias sobre la vida y relaciones sociales de quienes la padecen. Por eso, un equipo de psicólogos y psiquiatras de la Universidad de California han formulado una lista de criterios para diagnosticar el llamado `desorden hipersexual'como un tipo más de trastorno de la salud mental.

Algunos de los síntomas que reúnen los adictos al sexo incluyen un patrón repetido de fantasías sexuales y el recurrir a la actividad sexual en respuesta a estados de ánimo desagradables como el estrés o la depresión. Además, estos individuos no consiguen tener éxito en sus intentos de reducir o frenar su actividad sexual cuando se dan cuenta de que esta es problemática. "Mucha gente usa el sexo de vez en cuando para escapar del estrés, esto es algo normal. El problema es que para estos pacientes se trata de una conducta constante, que se intensifica hasta tal punto que el deseo sexual controla todos los aspectos de sus vidas, y además se sienten impotentes en sus esfuerzos por cambiarla", explica Rory Reid, uno de los autores del trabajo, que se publica en la revista Journal of Sexual Medicine.

Los investigadores comprobaron la eficacia de sus criterios a la hora de diagnosticar adicciones sexuales en más de 200 personas con distintos problemas de salud mental, y consiguieron diagnosticar correctamente al 88 por ciento de los pacientes. Además, encontraron que la mayoría de individuos con desorden hipersexual sufrían las consecuencias de su enfermedad: el 17 por ciento había perdido su empleo al menos una vez, el 39 por ciento había finalizado una relación sentimental y el 28 por ciento había contraído alguna enfermedad de transmisión sexual. "Las personas que manifiestan los síntomas de la enfermedad experimentan las secuelas en su vida diaria", explica Reid. La conducta hipersexual se relaciona con una mayor perturbación emocional, impulsividad e incapacidad para manejar el estrés".

Los resultados también revelaron que el 54 por ciento de los afectados se habían dado cuenta de tener una conducta sexual anormal antes de los 18 años, y un 30 por ciento lo había constatado durante la época universitaria, entre los 18 y 25 años. Además, las conductas más repetidas entre los pacientes incluían la masturbación y uso excesivo de pornografía, seguidas del sexo consentido y el cibersexo. Estas personas tenían relaciones con trabajadoras sexuales y repetidos encuentros con parejas anónimas, con una media de 15 compañeros sexuales en los últimos 12 meses.
Los autores pretenden incluir el desorden hipersexual en la próxima edición del Manual de Diagnóstico y Estadística de los Desórdenes Mentales (DSM-5), considerado como la `biblia' de la psiquiatría.


viernes, 15 de febrero de 2013

KARINA & SOLEDAD, AMOR Y PISTOLAS

Karina es la primera policía que se casa con su novia en Córdoba

Se conocieron hace 11 meses, en una ronda policial de prevención. Aseguran que en la Policía tomaron el asunto con naturalidad. Realizan un tratamiento para ser mamás.





Felices. Soledad y Karina, oficial de la Policía, se casan mañana. Dicen que la sociedad es más tolerante (Sergio Cejas/La Voz).

El día en que Karina Villarruel (31) entró a la panadería de Recta Martinoli y Neper, en el norte de la ciudad de Córdoba, en su ronda policial de prevención, no se imaginó que la vida la estaba sorprendiendo. 

“Entré a hablar con los comerciantes y vi a la Sole: me flechó en el acto. Enseguida nos dimos cuenta de que éramos gays y nos pasamos el teléfono”, cuenta Karina sobre el encuentro que, 11 meses después, terminaría en casamiento.

“A la noche nos empezamos a mensajear para ir a tomar algo. Al día siguiente nos vimos y empezamos a salir sin tener un ‘título’”, explica Karina, en relación a que pasaron ocho meses antes de que Sole (Soledad Ortiz, de 28, según aclara el DNI) y Karina se calzaran el cartel de “novias”, que ostentan desde hace tres meses.


“El 4 de noviembre nos fuimos a vivir juntas, y al mes decidimos casarnos”, cuenta Sole, oriunda de Buenos Aires. La ceremonia será mañana a las 23.30, en un salón al que acudirá el Registro Civil Móvil.

Karina es agente de la Policía de la Provincia de Córdoba, desde hace un año y medio, y la primera de la fuerza que celebra un matrimonio igualitario, desde que se sancionó la ley, el 15 de julio de 2010. La información fue confirmada de manera oficial por la Policía.

“Hay compañeros y compañeras que conviven, pero yo soy la primera que lo hago público”, cuenta la mujer que se desempeña en el Cuerpo de Saturación de Zona Norte de la ciudad.

“Cuando le conté a mi jefe que me casaba con una mujer lo recibió muy bien. No sentí discriminación. Me dijo que no me iba a juzgar y que me valoraba como persona”, relata Karina, verborrágica. Sole la mira, con una sonrisa y caricias, y confiesa que tenían algo de miedo a cómo iban a recibir la noticia.

Formar una familia. En diciembre pasado, las chicas decidieron casarse. Karina pasó a buscar a Sole en su auto con la intención de sorprenderla. Había comprado champán y rosas. Sin rodeos, le preguntó si se quería casar. Después de la sorpresa, la respuesta fue un “sí”, fuerte y claro.

“Siempre pensé en formar una familia y con una mujer. Es algo muy fuerte, estoy muy segura. Nos casamos para toda la vida”, dice Karina.

Sueñan con una familia numerosa. Tener muchos hijos, como Soledad que tiene cinco hermanas. “Ya estamos en tratamiento. Las dos queremos ser mamás”, cuenta Sole, la primera en someterse al tratamiento de inseminación, con un donante anónimo de un banco de esperma. Uno o dos años después será el turno de Karina. “Quiero trillizos”, bromea.

–¿Les da miedo pensar que su futuro hijo pueda ser discriminado en la escuela?

–Creo que nuestro hijo va a ser más abierto al criarse en un ambiente gay. Le vamos a explicar todo, pero sí, da un poco de miedo. De todos modos creo que dentro de cinco años la mentalidad de la sociedad va a ser otra”, opina Karina.

Luego, se pregunta si la administración pública le concederá los seis meses de licencia por maternidad, aunque sea Soledad quien lleve a su hijo en el vientre. “Yo no soy el padre, soy la otra mamá”, plantea.

Nuevos aires. Karina y Soledad creen que los tiempos han cambiado, que la ley de matrimonio igualitario ha sido un gran avance social.

Pero todavía hay algunas resistencias. En una empresa de medicina pre paga, les pidieron una orden de un juez de paz para acreditarlas como pareja. “‘No las puedo aceptar’, nos dijeron”, recuerda Karina. “Pensé en denunciar la discriminación en el Inadi, pero al final no la hice. Me aceptaron sin problemas en otra obra social”.

Las chicas cuentan que también en un bar de Nueva Córdoba un hombre mayor les dijo que era “una vergüenza” que se besaran y les pidió que se fueran a una plaza. “Les dimos nuestros argumentos y le dijimos que si no quería, no nos mirara”. “Siempre hay gente que te observa, pero no es como antes. También hay parejas gay que se autodiscriminan”, dice Soledad, y asegura que la enamoró la mirada, la simpatía y la seguridad de su compañera.

“Hoy somos más libres, salimos de la mano, nos damos un beso en la calle. Hay mentes más abiertas. Todos somos iguales, y para el amor no hay sexo”, concluye Karina.

El vestido, un secreto

A pocas horas de la boda, Karina y Soledad no quisieron revelar el diseño de los vestidos que cosió Teresita, la modista. “Es un secreto que va a sorprender”. La fiesta será en barrio Pueyrredón. Hay 70 invitados.
Cristina, la mamá de Karina, dice que está orgullosa de su hija.

miércoles, 13 de febrero de 2013

CITAS, consejo para no fracasar en ella


Los 10 Dating Tips

  1. Prepárese para las citas. Si usted realmente desea tener éxito en el juego de las citas, estar dispuestos a comprometerse con las citas. La mitad de corazón no va a funcionar.De hecho, ni siquiera le conseguirá a medio camino. Si realmente quieres a la fecha, poner un poco de esfuerzo en él. Investiga un poco y pensar en lo que quieres de la datación. Prepárate para el rechazo inevitable que todos enfrentamos en algún momento en sus relaciones y se comprometen a no darse por vencido.
  2. Ir de compras y disfrutar de ropa nueva y hasta un aspecto totalmente nuevo. Obtenga su derecho de imagen, que puede gestionar y vivir, pero que le halaga. No trates de ser alguien que no eres, sino ampliar y acentuar sus aspectos positivos. Tire a la basura esos pantalones vaqueros cansados, suéteres o chaquetas viejas y ataviar para arriba. Su fecha apreciarán que demostró un cierto esfuerzo.
  3. Logren trabajar en conjunto. Comience un régimen de verse lo mejor posible.Inscribirse en un gimnasio, leer revistas de salud, estar en forma y comenzar una dieta. Consigue tu corte de pelo o estilo y comenzar un nuevo régimen de la buena preparación o tratamiento de belleza. A pesar de que no va a encontrar una fecha en sí mismo, se sentirá como un millón de veces más seguro de sí mismo, y otros pueden sentir eso.
  4. Piense en lo que desea obtener de actualización y qué plazos se esperaba. ¿Te ves casado dentro de 2 años? Si lo hace, luego dirigirse en citas en consecuencia. Si se siente más relajado y no tome demasiado en serio entonces data hacerse algunas preguntas honestas sobre por qué estás saliendo y lo que espera lograr. Si es puramente sexual, entonces pregúntese si usted está a punto de ser honesto con las personas que esperan hasta la fecha.
  5. Elija los que tienen una buena oportunidad de las citas. Sea realista. En otras palabras, su datación se basa en el paquete completo te presentes, así como sólo tu personalidad. Si usted está buscando a una chica o un chico atractivo y quiere salir con alguien moderno y precioso, muy bien! Sólo sé que los demás esperan que sea el mismo.
  6. Rodéate de personas que apoyan sus objetivos de citas. Siguiendo los primeros cuatro consejos que usted se sentirá mejor y estar más centrado. No sabotear esto por sentado ahí con amigos que son negativos sobre el amor y las relaciones (a menudo los casados). Comience a asistir a funciones sociales frecuentados por solteros. Sentado al lado de las parejas en las cenas en los suburbios no es necesariamente donde tiene que estar ahora.
  7. Tómese un descanso de vez en cuando salir si no va bien o causar fatiga citas. Recarga tus baterías y mantener la confianza y el optimismo alto nivel es una necesidad absoluta. A todos nos golpeó momentos difíciles, pero no dejes que tu búsqueda del amor convertido en una marcha de la muerte. Conocer las fases en caso necesario.
  8. Disfrute de citas para lo que es, de citas. Está conocer gente y socializar y pasar el tiempo en compañía de personas estimulantes que pueden o no pueden jugar un papel más importante en su vida en el camino. El hecho es que la mayoría de las personas tienen algo interesante que ofrecer. Mientras que usted no puede estar en el mundo de las citas en busca de nuevos amigos, es muy posible encontrar una o dos personas maravillosas a lo largo del camino.
  9. Únete a clubes, sociedades, acontecimientos deportivos, grupos de teatro - cualquier cosa que pueda ayudar a cumplir con gustos similares posibles. Usted no va a conocer gente por quedarse en casa y jugar juegos de video - muchos han intentado y han fracasado en este enfoque.
  10. Nunca haga usted también disponibles. Gente como misterio y enigma y la emoción de la persecución al fechar. Como parte de mantener el misterio, no me acuesto con las fechas desde el principio. Cuanto más tiempo una persona se hace para perseguir y caer para usted dentro de lo razonable, es más probable que el amor puede florecer.(Y sí, esto va tanto para hombres y mujeres!) Si los picos de química demasiado pronto, sus emociones nunca tienen tiempo para ponerse al día y la relación eventualmente se desvanecerá.

lunes, 11 de febrero de 2013

EL SEXO ES SALUD


El sexo es salud: sus 12 beneficios
Levanta nuestra autoestima, nos relaja, nos divierte... Hacer el amor nos hace bien en todo sentido. En esta nota, un reconocido sexólogo nos deja un "top 12" de las bondades del placer de a dos compartido bajo las sábanas.
Dr. Juan Carlos Kusnetzo

Sabemos que “bien” en sexualidad significa lo mejor para cada uno y su pareja, no para lo que opinen los demás. Hacer el amor con sinceridad, deseo, confianza, entrega y receptividad constituye una válvula de escape para las tensiones acumuladas, es gratificante, auspicia la exteriorización de emociones y sentimientos, educa y complace los sentidos, equilibra el sistema nervioso y glandular, levanta el ánimo, incrementa la autoestima, relaja e inspira. En suma, nos permite beneficiarnos en todos los planos. ¿Revisamos la lista?

1-Diversión. La práctica sexual requiere energías pero distintas –diversas- de las que aplicamos al trabajo, los problemas y los compromisos; por eso, en lugar de agotarlas, las repone. No hay que hacer el amor por obligación, ni obligarse a hacerlo para descomprimirse. Hay que elegirlo porque los dos tienen ganas y, ahí, funcionará como ansiolítico y antidepresivo de amplio espectro.

2-Metas, sueños y proyectos. La seducción, la estrategia de conquista, la responsabilidad de complacer, el plan de construir –una noche de pasión, una relación, una pareja, una familia- que se ponen en juego en el deseo, la atracción y el amor, constituyen un entrenamiento para buscarle la meta a todo esfuerzo y dar sentido al futuro, aún el inmediato.

3-Recompensas. La vida tiene sus arideces: dificultades económicas, frustraciones, enfrentamientos, peleas, injusticias… El ejercicio de la sexualidad es un remanso que alivia y recarga las baterías, rearma para la siguiente batalla. Además, cada vez que hacemos el amor recibimos recompensas específicas: placer, aprobación, gratitud. No hay que desestimarlas porque son un nutriente básico.

4-Percepción consciente. La vida tiene, también, muchísimas cosas buenas que no siempre apreciamos. El amor aguza los sentidos, entrena en la percepción de estímulos –aromas, imágenes, sabores, sonidos-, cuyos efectos se multiplican al asociarse y ayuda a reconocer los mensajes secretos de la mente y el cuerpo.

5-Autoestima. El interés en gustar lleva a esmerarse en el cuidado personal… Y esmerarse en el cuidado personal refuerza la autoestima. Verificar que uno es capaz de complacer, alegrar, conmover, despertar admiración, cariño, deseo, brinda confianza en sí mismo. Esa confianza excede los límites de un encuentro sexual.

6-Descanso y relajación. La excitación y el placer son el reposo del guerrero: distraen de preocupaciones, relajan los músculos y los nervios, descargan tensiones, dan tregua al cerebro, equilibran las secreciones neuroquímicas, levantan el ánimo, oxigenan, activan la circulación. Incluir los masajes mutuos –en la espalda, la cabeza, los pies- entre los juegos amorosos previos o posteriores al orgasmo completa un verdadero tratamiento de SPA. (¿Sabías que el amor es un muy buen analgésico de dolores debidos a la tensión o cansancio?).

7-Ejercicios físicos. ¡Claro que sí! ¿Acaso en la cama no se ponen en movimiento los músculos y las articulaciones? ¿Acaso la sexual no es una gimnasia aeróbica? ¿Acaso no se queman un montón de calorías en una hora de pasión?

8-Ejercicios mentales. Las fantasías, las tácticas de seducción, los juegos sexuales, la invención de personajes y situaciones, la producción de climas románticos, la anticipación y los ensueños agilizan la mente, mantienen despierta la creatividad y la imaginación.

9-Estibar la carga. Poner cada cosa en su lugar, despeja, aliviana, ordena. Si aprendés a sacarte las tareas pendientes, las demandas, el reloj y las angustias junto con la ropa, después de hacer el amor verás cómo –mágicamente- ha quedado un montón de espacio libre y limpio en el cerebro y el corazón.
10-Hacerse responsable. Cuando sucede una falla sexual, la primera tendencia es echarle la culpa al compañero. Esa actitud, aunque suene contradictorio, genera culpa porque –en el fondo- uno sabe que no es cierto y que, en lugar de enfrentar el problema, lo está disfrazando y trasladando, con lo cual difícilmente podrá solucionarlo.

11-Desarrollar la resiliencia. La capacidad para asimilar y superar la adversidad tiene que ver con la personalidad forjada en la primera infancia, pero es posible incrementarla voluntariamente. La frustración sexual o sentimental, si uno se lo permite, si se abandona a ella, es capaz de contaminar todos los planos de la vida con una sensación de fracaso e invalidez general. Pero como alude a un aspecto tan sensible, a la vez puede transformarse en el impulso más poderoso para corregir, también en todos los planos, el modo de enfrentar los contratiempos.

12-Comunicarse. El acto sexual es comunicación, la más íntima y completa que existe. También la oportunidad ideal para ensayar todos los lenguajes –el de las miradas, las caricias, las palabras, las sonrisas-, expresar todas las emociones y aprender a pedir y a negarse, a preguntar y a dar, a ofrecer y a recibir, a compartir y a confesar. Desnudarse frente a otro desnuda ante uno mismo, comunica con las propias memorias, aclara conflictos, libera, revela.

Juan Carlos Kusnetzoff es sexólogo, autor de “Estrés y sexualidad. Relájate y goza", de Editorial Granica, de donde se extrajo esta columna.