miércoles, 10 de octubre de 2012

CONTRACTURA


La contractura

Cuando decimos "estoy contracturado" en realidad la mayoría de nosotros no sabemos realmente que nos pasa, solo reconocemos que un músculo o un grupo de estos esta mas tenso o mas duro, que si presionamos en ese lugar nos duele, que si alguien nos da un masaje nos relaja y nos da placer, pero realmente ¿que esta pasando en el músculo?

¿Cómo es un músculo?

Un músculo es un tejido del cuerpo formado por células muy especializadas. Un 35 % del peso en las mujeres y un 42 % del peso en los hombres corresponde a masa muscular.
Cada célula muscular tiene una zona muy especializada que esta dedicada exclusivamente a la contracción (la acción muscular que nos permite movernos), esto requiere de energía que esta acumulada en cada célula. Seguido a la contracción viene la relajación que es cuando el músculo se afloja porque no necesitamos moverlo, para esto también nos hace falta energía, sí para que el músculo se relaje hace falta gastar energía y si esta falta el músculo no puede relajarse. Cualquier músculo del cuerpo necesita mas energía para relajarse que para contraerse y esto la mayoría de la gente no lo sabe.

¿Cómo llega la energía al músculo?

Los pequeñísimos vasos sanguíneos que llegan al músculo le traen el alimento que el mismo músculo luego transformara en energía, los azucares, las grasas y el oxigeno son algunos de los elementos que llegan por vía sanguínea. Una vez en el músculo estos componentes forman parte de numerosas reacciones químicas que por ultimo dan lugar a la formación de energía, la necesaria para la contracción y la relajación muscular.

¿Cómo se produce la contractura?

Cuando por algún motivo no llegan los distintos elementos para la formación de energía a una parte del músculo, este sector no puede relajarse y lo notamos tenso. Lo que sucede en este caso es que esa partesita del músculo sigue contraída y no puede aflojarse y lo peor es que mientras este tenso va a mantener a los vasitos sanguíneos cerrados y estos no van a dejar los nutrientes necesarios para la formación de energía y sin energía no puede relajarse, entonces estamos frente a un circulo vicioso, la contractura limita la formación de energía y la falta de energía provoca contractura.
Siempre que hagamos un esfuerzo sostenido en el tiempo en una zona muy localizada del cuerpo corremos el riesgo de agotar las energías de ese lugar y favorecer la aparición de una contractura. Esto se da principalmente por las malas posturas y por las tensiones nerviosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario