sábado, 16 de junio de 2012

RELATO ERÓTICO


Ella me saca mi lado más salvaje.

Corría el mes de mayo, en un día caluroso, había quedado con una mujer que conocí por Internet, una mujer a la que la gusta que la saquen su lado más salvaje y lujurioso.
 Tenia unos 48 años de edad, pelo rizado color Burdeos, y unos ojos de gata salvaje que hipnotizaban al que los mirase.
Quedamos en un piso en el centro de Madrid, ella era de Barcelona, cuando la vi en el metro, lucia una falda corta color blanco, suéter negro, y botas de cawoy. Estaba resplandeciente, nos metimos en un café, y como la gusta provocar, empezó a pasar su mano por debajo de la mesa, y acariciaba mi pierna, intentando llegar a mis entrepiernas ya de pos si abultada, mientras ella picarona, miraba mi reacción ante la demás gente del bar.
 De pronto acerco sus labios a mi oído y me susurro ¡¡ ¿sabes lo que me gustaría en este momento?.........yo me estremecía solo de sentir ese susurro en mi  oído.

¡¡quiero que me comas el coño, y que no pares hasta que me corra dentro de tu boca¡¡

hufff, esa proposición me hizo ponerme mas cachando aún, tanto tiempo deseando tenerla en persona, después de tanto tiempo cateando por Internet, y ahí la tenia, delante de mí, y pidiéndome lo que siempre en nuestras charlas del chat, me decía que la gustaría que la hiciesen.
Subimos al piso, y se metió en la ducha, mientras por mi mente pasaban miles de cosas que hacer con ese pedazo de mujer.

Salió de ella con un picardías negro, que ocultaba un culto, que la resaltaba toda su hermosura, empecé a comerla a beso,  el cuello, la boca, le fui desnudando poco a poco, , entonces vi, su sexo depilado expresamente para mí, yo tenia ante mí a una mujer de 48 años, madurita, con un cuerpazo de escándalo, y dispuesta a dejarse follar por mi.

No tumbamos en la cama, y empecé a comérmela a beso, la bese, por todos lados, pero ella esperaba el final del trayecto, que mi boca se posase en su coño, y empezara a comérselo, hummmmmmmm la tenia a escasos centímetros de mí, esperando a que empezase a darle pequeñas embestidas con mi lengua, estaba deseoso de ello,
Y empecé a comerla el coño, como si fuese mi vida en ello, ella quería correrse en mi boca, y yo no podía  defraudarla. Hummmmmmmmmmm como se movía mientras mi lengua buceaba por su interior, la comí el coño, mientras con un dedo me follaba su culo.

Hufff,  era mía, la tenia entregada a mis placeres, gemía, susurraba, mientras su coño se mojaba de flujos y de mi saliva, la folle con la lengua, la metí la nariz, y ella no paraba de gemir y de retorcerse de placer. La corrida estaba cerca, por la aceleración de su respiración, de pronto puso sus manos sobre mi cabeza y empezó a apretar para que no parase de comérselo, hummmm, de pronto note con un caudal de fluidos inundaba mi boca, y un grito de placer salió de su garganta......... fue genial.
Si hay algo maravilloso en esta vida, es ver como una madura de 48 años, se corre mientras la comes el coño, es fantástico



No hay comentarios:

Publicar un comentario