viernes, 4 de mayo de 2012

PONERLE VIDA A LOS AÑOS

Para ponerle vida a los años, usted puede...

1. Evitar aislarse. Prestar atención a la diferencia entre estar solo y sentirse solo.

2. Seguir aprendiendo cosas nuevas. No hay edad para hacerlo; y es uno de los factores que más vitalidad mental aporta, especialmente después de los 80.

3. Combatir el mito de que es necesario "estar tranquilo". La persona mayor puede seguir disfrutando de la música, la compañía, las fiestas, las salidas, el ruido... de la vida.

4. Aumentar la espiritualidad. Puede ser de la mano de la religión o de la solidaridad. El objetivo es sentirse unido con la vida, pleno y útil.

5. Mantenerse activo. Las caminatas, los juegos, la jardinería, las escaleras, las clases de baile o de yoga, de pilates, o de natación... cualquier opción que lo ejercite hace bien.

6. Cuidar la alimentación. Todos los grupos de alimentos, en forma variadea y equilibrada, todos los días (hortalizas y frutas, cereales integrales, legumbres, carnes magras rojas y blancas, lácteos descremados, azúcares con moderación y aceites en crudo -si son de canola, soja y oliva, mejor-).

7. Sonreir mucho. Cinco minutos diarios debe ser el mínimo indispensable. Si no puede solo, escuche o lea chistes, mire películas cómicas o rodéese de gente que lo hace a menudo. Dígale "NO" al ceño fruncido y al enojo.

8. Disfrutar del sexo. Mantener viva la sexualidad (en pareja o autogenerada) es vital, a cualquier edad.

9. Evitar los "no puedo", "me duele", "me cuesta", "ya no estoy para esto"... Se trata de limitaciones que muchas veces son más mentales que reales.

10. Relacionarse con los jóvenes. Ellos necesitan prepararse para la longevidad responsable y usted puede ser un muen ejemplo. Usted necesita cargarse de su energía y puede aprovechar sus destrezas para aprender cosas nuevas (computación, manejar un celular u otro aparato, idioma, música...).

11. Ejercer el abuelazgo orgullosamente, Ir al parque, la calesita o el club con los nietos, disfrutar con ellos en el tiempo libre, acompañarlos en sus actividades, enseñarles a armar barriletes, marionetas o lo que usted quiera, Es un tiempo compartido que beneficia a ambos.

12. Animarse al color. El negro en la ropa, usado cotidianamente, apaga, entristece. Compre ropas coloridas, claras. Pida a sus familiares y amigos que le regalen prendas de color porque estimulan, dan vida.

13. Cuidar la actitud. La genética poco tiene que ver con el modo en que se hace mayor. Incluso la persona con la herencia más saludable puede tener una mala calidad de vida si no aprende a mirar el medio vaso lleno frente a las dificultades.

14. Tener proyectos. Un viaje, un curso, visitar a alguien querido, programar una salida. Planifique a futuro.

15. Trabajar. Mantenerse ocupado (con o sin sueldo, hay quienes ofrecen sus conocimientos y su tiempo para ayudar a otros) es otro de los requisitos de una longevidad sana porque implica un compromiso diario al que responder, un proyecto para el día siguiente, un objetivo a cumplir, el desafío diario alimenta la vitalidad.

Extracto de la revista VIVIR MEJOR  distribuída por la Red Cormillot.  Mayo de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario