martes, 25 de julio de 2017

Callejeros "Rocanroles sin destino"

Una nueva noche fria - Callejeros

jueves, 20 de julio de 2017

Neoliberalismo Argentino con Tato Bores

jueves, 6 de julio de 2017

Balanitis: Picazón y enrojecimiento del pene

Balanitis: Picazón y enrojecimiento del pene

En la mayoría de ocasiones este problema que puede llegar a ser bastante incómodo se soluciona aplicando una crema, pero si todo se complica puede terminar siendo necesaria una cirugía, así que ten mucho cuidado si crees que la puedes estar padeciendo o ya te la han diagnosticado.

¿Qué es la balanitis?

La balanitis se presenta en la parte final del pene o lo que es lo mismo en el glande y se muestra como una inflamación del mismo. En el caso de que esta inflamación se presente también en el prepucio entonces estaremos hablando de una balanopostitis.
En la mayoría de los casos estamos ante una afección que produce bastante dolor y es que además de un enrojecimiento del glande y del prepucio, lo cual provoca picores y escozores, podemos también sufrir ampollas, erosiones o manchas que hacen que el dolor pueda aumentar en gran medida. Sin embargo existen, digamos varios tipos de balanitis que la pueden hacer más o menos dolorosa.
Aunque tal vez nunca hayas oído hablar de esta enfermedad es bastante frecuente y es que se da en 10 de cada 100 personas que sufren una afección en el órgano sexual masculino. Además también puede afectar a niños de corta edad, aunque no es tan común en ellos como en los adultos.

Causas de la balanitis

La balanitis puede estar producida por muchas causas, aunque la mayoría de ellas tiene que ver con la falta de higiene en pacientes a los que no se les ha practicado la circuncisión. Otra de las causas más comunes es el uso de jabones o por ejemplo preservativos en los que se usan materiales o sustancias químicas que irritan el glande.
Enrojecimiento y picazon del pene, enfermedad Balanitis
A continuación os mostramos las causas más importantes de la aparición de la balanitis, lo más habitual es la falta de higiente, aunque ya os podemos decir que no son las únicas;

Enfermedades dermatológicas

  • Balanitis circinada
  • Liquen escleroso
  • Psoriasis
  • Pénfigo
  • Balanitis de Zoon
  • Lesiones premalignas

Infecciones

  • Hongos, para lo cual puedes usar esta crema para hongos.
  • Diferentes tipos de bacterias
  • Virus. Entre estos podemos destacar el del herpes o el del papiloma humano

Otras causas posibles

  • Falta de higiene en la zona intima
  • Uso de productos irritantes
  • Dermatitis de contacto
  • Uso de fármacos inadecuados
  • Traumatismos
  • Síndrome de Stevens-Johnson

Tipos de balanitis

Antes de adentrarnos en conocer cuáles son los síntomas de la balanitis y el tratamiento que se debe de llevar a cabo resulta imprescindible que sepamos que al igual que existen varias causas que producen esta afección, existen diferentes tipos dependiendo de la causa por la que se produzca.
A continuación nombramos los diferentes tipos de balanitis que existen. Encontrar referencias sobre cada uno es ciertamente sencillo, aunque lo mejor será que en el caso de que padezcamos alguna de ellas acudamos de forma directa y apresurada a que nos la diagnostique un especialista, que además nos recetará el tratamiento más adecuado.

Balanitis candidiásica

Este tipo de balanitis se puede detectar rápidamente por la aparición en el glande de una erupción enrojecida que vendrá acompañada en todas las ocasiones por dolor y picor.
Las principales lesiones que nos acarreará son las máculas y pápulas, que en ocasiones pueden estar además erosionadas.
Este tipo de balanitis se puede detectar mediante una exploración física, sin necesidad de pruebas por parte de un especialista, que rápidamente sabrá reconocerla y recentarnos un tratamiento correcto.

Balanitis por bacterias

Como ya bien podemos leer en el título este tipo de balanitis se produce por la aparición de bacterias, que puede ser a su vez de dos tipos de diferentes:
  • Balanitis por anaerobios
  • Balanitis por aerobios

Balanitis por herpes

Este tipo de balanitis está causada por un herpes, que puede ser simple (VHS), principalmente el VHS-2, aunque también puede aparecer el denominado VHS-1.

Liquen escleroso

Si en el glande de tu pene aparecen unas placas blanquecinas que en algunas ocasiones también puede afectar al prepucio, lo más normal es que sufras una balanitis de tipo escleroso.
Puede ser una balanitis que nos produzca varias consecuencias, de una gravedad media, entre las que se puede encontrar una fimosis.

Balanitis circinada

Este tipo de balanitis se trata de un proceso inflamatorio, que por desgracia se puede achacar con suma facilidad a otras patologías de lo más variado. En general suele consistir en la aparición de lesiones blanco-grisáceas en el glande, con bordes blanquecinos que en la mayoría de los casos están muy bien definidos.

Lesiones premalignas

Esta es una de las balanitis más peligrosas de todos los tipos y es que la posibilidad de que evolucione en un cáncer puede ser importante. Por ello es importante que se realice un correcto diagnóstico teniendo en cuenta que se presenta una coloración rojiza, con aspecto aterciopelado y que tal y como sucede con la balanitis circinada tiene los bordes muy bien delimitados.
En este tipo de balanitis la exploración física es algo inevitable, pero además cobra una gran importancia la realización de una biopsia con la que poder descartar cualquier complicación mayor como puede ser un carcinoma de pene.

Balanitis de Zoon

Si eres un varón de edad avanzada, no circuncidado y con una mala higiene, este tipo de balanitis es el que más probabilidades tienes de sufrir ya que está asociado de forma directa con estas 3 causas.
Consiste en la aparición en el glande de lesiones rojo-anaranjadas brillantes que en la mayoría de ocasiones tienen bordes bien delimitados y además múltiples manchas puntiformes de color rojizo.

Balanitis por irritantes (alérgicas)

Como ya podemos detectar por el nombre de este tipo de balanitis, este se forma como consecuencia del algún producto irritante o que nos pueda producir una alergia. Por ejemplo puede ser causado por un jabón o crema que usamos para mantener limpios nuestros genitales.

Fármacos

Este tipo de balanitis se presenta entre 24 y 48 horas después de haberse tomado un fármaco o medicamento. Las lesiones que se muestran son muy variadas, aunque por normal general suelen ser una o varias máculas con los bordes bien definidos y de coloración rojiza. Además pueden aparecer también ampollas o ulceraciones, que puede ocasionarnos dolor o por lo menos algo de incomodidad.

Síntomas de la balanitis

El pene, sus partes, y la balanitis
Como ya te puedes imaginar después de haber leído este artículo hasta este punto, el síntoma más común que nos puede hacer pensar en que padecemos una balanitis es el del enrojecimiento del prepucio o del pene. Además la aparición de erupciones alrededor de nuestro órgano reproductor pueden hacernos sospechar.
Otros síntomas de que estamos sufriendo una balanitis es tener picores o escozores en la parte del prepucio. También podemos darnos cuentan por la secreción de un olor fétido o un dolor, a veces incluso intenso en el prepucio y en el pene.
Sin ser especialistas, si podemos deciros que en cuanto veamos que nuestro prepucio y pene comienzan a hincharse y enrojecerse lo mejor es que acudas a una revisión con tu especialista, porque todo indica que estas padeciendo una balanitis.
A continuación listamos los principales síntomas de la balanitis, para que los puedas tener siempre muy presentes;
  • Llagas en el pene o en las zonas próximas
  • Enrojecimiento del glande que puede ocasiones muchas molestias. Este se puede extender además al prepucio
  • Secreción en el pene con un olor fétido
  • Dolor, en ocasiones intenso, en el pene. Una vez más este puede extenderse también al prepucio
  • Picor genital
  • Dolor al orinar, que puede hacer que miccionar sea un momento muy incómodo

Tratamiento

El tratamiento que se aplicará, dependerá muy mucho del tipo de balanitis que se padezca, pero en general podemos decir que:
  • La balanitis que se causa por bacterias se tratará con pastillas o cremas antibióticas, que en la mayoría de los casos ponen fin a esta enfermedad en ocasiones tan incomoda
  • La balanitis que se presenta mediante enfermedades cutáneas en la mayoría de las ocasiones se trata con cremas de esteroides que rápidamente aliviarán nuestro problema
  • En el caso de que se deba a un hongo, los especialistas suelen recetar cremas antimicóticas
La variedad de tratamientos es muy variada debido a la existencia de muchos tipos de balanitis, por lo que recomendamos encarecidamente que ninguna persona se lance a tratarse la balanitis de

¿He de preocuparme por sufrir una balanitis?

medico-hombres

Esta es sin duda una de las preguntas que todo hombre se hace cuando el médico le comunica que padece una balanitis o el mismo se da cuenta de ella. Por suerte hoy en día nadie, salvo en casos muy avanzados ha de preocuparse por sufrir una balanitis ya que la mayoría de ellas se pueden controlar mediante cremas medicadas, sumadas a una buena higiene.
Tan sólo en algunos casos muy aislados se necesitará realizar una cirugía, que aunque no es de demasiada importancia siempre nos crea algún problema más.
En general la balanitis, en alguno de sus tipos, no deberá de preocuparnos en exceso, aunque si lo suficiente para que tengamos mucho cuidado con esta dolencia y con su completa curación.


Posibles complicaciones de la balanitis

Las complicaciones que puede acarrear la balanitis suelen ir siempre aparejadas a la inflamación o infección de forma prolongada en nuestro pene. Algunas de ellas son las siguientes:
  • En ocasiones puede hacer difícil y sobre todo dolorosa la retracción del prepucio para exponer la punta del pene por completo. Esta afección es la conocida como fimosis, que puede desembocar también en una parafimosis
  • Cicatrización y estrechamiento del orificio del pene
  • En ocasiones puede verse afectado el riego sanguíneo a la puntal del pene
  • Incremento del riesgo a sufrir un cáncer de pene
La balanitis es una dolencia o enfermedad que debemos de controlar cuanto antes y no dejarla pasar como si nada, o aplicándole tratamientos que por ejemplo encontremos por Internet. En el caso de tener algunos de los síntomas que hemos mencionado antes, lo mejor es acudir a un especialista cuanto antes, para que él nos realice una exploración completa y realice un diagnóstico.
En el caso de que concluya que padecemos una balanitis, el mismo nos indicará un tratamiento con el que a buen seguro conseguiremos superarla.